Mi mundo como Mamá,  Sentimientos de mamá,  Soy Mujer

Soy una Mamá Millennial

Como saben el mundo cambia y evoluciona, desde los productos, la vestimenta, la forma de alimentarnos, la cantidad de información que ahora nos llega incluso las formas de crianza para nuestros hijos, a pesar de que muchas de nosotras al tener nuestro primer bebé seguimos la mayoría de los consejos de nuestras mamás y abuelas, no estamos al 100% convencidas de que sea lo más efectivo y buscamos fuentes que nos corroboren o den una opción más acorde a nuestros pensamientos, si eres de las que busca en Internet tips y consejos para tu bebe eres una mamá millennial.

Una mamá millennial es muy diferente a todas las anteriores (es decir nuestras mamás, abuelas, bisabuelas etc) es por eso que sus visiones de la educación, la familia y la maternidad también son distintas. Todos los cambios que han pasado en la sociedad durante estas últimas décadas han marcaron la transformación de los conceptos que se consideran aceptables o no en todas las dimensiones de la vida de las actuales madres y padres.

Es por eso que una mamá millennial le da un giro a las costumbres tradicionales sobre la crianza de los niños y es que por la misma evolución y transformación de la sociedad los niños de hoy requieren cuidados diferentes y como mamás estamos dispuestas a cumplir con esas exigencias, aún así hay cosas básicas que se trasladan por generaciones que no deberían perderse y es por eso que quiero compartirte hoy estos Tips si eres una mamá millennial:

1.- ¡Las reglas claras!

Es muy importante establecer límites, reglas y que tus hijos tengan claro cómo esperas que se comporten, teniendo en cuenta también que un niño no ve el mundo como lo ves tú y no procesa todo de la forma en que tu quisieras, por eso es importante que la forma en la que explicas las cosas sea entendible y clara.

Como mamá millennial sabes que a pesar de establecer reglas quieres darle afecto porque deseas que tu hijo crezca y se desarrolle día a día pensando menos en el exterior y más en su yo interno, el afecto, la comprensión y los juegos son una parte vital para esto.

2.- Eso es cosas de niños/niñas

Como mamá millennial nos enfrentamos a un cambio muy grande en lo que respecta al rol de cada género, como madres optamos por elegir juguetes neutrales que no hagan distinción entre lo femenino o lo masculino, nos importa vestir a las niñas no solo de color rosa o a los niños de azul, aún así hay muchas mamás actuales que prefieren mantener las tradiciones lo cual no está mal, al contrario eso nos llevó a nosotros a convertirnos en lo que somos hoy.

3.- Aprender a decir “no” y no te sientas culpable por ello.

Satisfacer todas las peticiones de tu hijo no es lo correcto para su crecimiento personal, sabemos que consentir a tus hijos y darles todo lo que quieren te hará feliz pero solo momentáneamente, debes tener en cuenta que a los niños se les pasa muy rápido la emoción de las cosas, son tan fugaces que puedes darle algo nuevo y a las 3 horas ya estar aburrido dejarlo y coger otro juguete.

Es importante que tengas en cuenta que un niño que obtiene todo lo que pide, se convierte en un adulto que no tolera las respuestas negativas. Decirles no a nuestros hijos incluso muchas más por cosas pequeñas son a menudo muy difícil, pero también es una manera de ayudarles a fortalecer su carácter y entender que no todo es fácil y se lo debe ganar.

4.- Aprende a distinguir entre los buenos y los malos consejos

Cuando eres mamá primeriza, recibes cientos de consejos para educar a tus hijos y no siempre es fácil distinguir entre lo que es conveniente y aún más lo que se adapta a tu estilo de vida y forma de crianza que esperas brindarles a tus hijos.

En la actualidad existen muchas formas de encontrar información tanto de expertos como de vivencias, las mamás millennials no se quedan con una solo opinión y siempre buscan mas fuentes para luego generar una idea en base a todo lo leído.

5.- Tu hijo no será perfecto

Cuando eres madre siempre te esfuerzas y luchas por educar hijos buscando sean perfectos, desde pequeños les inculcas que guarden sus juguetes, que hagan caso, que sean educados, que aprendan inglés, que bailen etc. Sin embargo, estas expectativas no son sanas ni para ti como madre ni para tu hijo, recuerda que nuestros hijos pueden tener episodios de comportamientos inadecuados, indisciplina o desarrollarse de un modo diferente a lo que esperamos, esto no debe ser motivo para perder el control o decepcionarte de ti misma porque él es diferente.

Ten en cuenta que parte importante al ser madres es estar preparada para lo inesperado y tener visiones realistas de las cosas, aceptar los cambios que puedan tener nuestros hijos e inculcarles cosas buenas para su crecimiento.

6.- Siempre habrá errores, en ti y en tus hijos

Aprender a perdonar y a perdonarte es una de las tareas más importantes en el camino de la maternidad y difíciles, perder a un hijo por romper un plato es mas fácil que perdonarte a ti por no cocinarle algo nutritivo, y es que como madres nos exigimos tanto que muchas cosas que hagan nuestros hijos nos afectaran mucho más a nosotras. Recuerda que es bueno cometer errores y debes aprovecharlos para convertirlos en oportunidades de formación y lecciones de vida.

7.- ¡Un tiempo juntos!

Con todas las ocupaciones que tiene un padre o una madre actualmente, es muy complicado pensar en tiempo de calidad con nuestros hijos. Sin embargo, esa debe ser una de las prioridades en tu vida familiar, por mas de que queramos que ellos tengan la independencia que nosotros quisimos el compartir juntos ayuda a fortalecer un vinculo mama/hijo, y es que tener cosas que se hagan en familia constantemente hará que en el futuro cuando seas abuela tu hijo replique esos buenos momentos.

Recuerda que no hay nada que fortalezca la confianza que vivir momentos de calidad y compartir sonrisas en familia.

Espero te haya gustado este post de recomendaciones y tips para mamas millennials, aun así si no eres millennial también puede servirte mucho.

No te olvides de compartirnos en los comentarios tus opiniones y recomendaciones para ser unos buenos padres.

NOS LEEMOS…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *